Samyr Culturismo


Samyr culturismo              

El SAMYR (ademetionina) 
es un donador de metilos y 
precursor de tioles (cisteína, 
taurina y glutatión), y por lo
 tanto un potente 
hepaprotector.

En nuestro deporte el 
culturismo, mantener una 
buena función hepática es 
muy importante, ya que el 
entreno intenso, junto a 
altas cargas de nutrientes, suplementos y ayudas 
ergogénicas principalmente, 
ponen gran estrés en el 
hígado.

Pues este compuesto está indicado en adultos para el tratamiento de la insuficiencia hepática, hepatitis alcohólica, esteatosis hepática, colestasis intrahepática en estados precirróticos y cirrosis, así como en la colestasis intrahepática del embarazo. En culturismo se usa para depurar el hígado luego de una preparación, normalmente junto al glutation (Tationil). Se puede usar de forma oral, intramuscular e intravenosa.

Ademetionina es una molécula que se encuentra normalmente en todos los tejidos y líquidos del organismo, es fundamental para las reacciones de donación de grupos metilo, y sirve como precursor de la síntesis de monoaminas, la generación de fosfolípidos de membrana y la síntesis de folatos. 


La ademetionina se transforma en metiltioadenosina, cisteína y grupos metilo, que se donan a otros compuestos.

Es una sustancia muy importante en la vía de transulfuración así como en la síntesis de homocisteína, cisteína y glutatión, que son los principales antioxidantes y detoxificadores celulares. Se produce normalmente en el organismo a partir de metionina y ATP mediante la enzima metionin adenosil transferasa (ademetionina sintetasa), cuya actividad disminuye en pacientes con insuficiencia hepática, lo que lleva a una deficiencia en los niveles de ademetioninahepática y de las sustancias en cuya síntesis participa. Estas deficiencias pueden revertirse con la administración exógena de ademetionina. 

Los pacientes, con insuficiencia hepática, tienen escasas reservas de glutatión reducido y baja actividad de glutatión reductasa. Estudios in vitro han demostrado que ademetionina aumenta los niveles de glutatión reducido en hepatocitos aislados y que tiene un efecto protector contra el daño inducido por alcohol, medicamentos, etc.

La vía de transulfuración también se afecta en pacientes con insuficiencia hepática que tienen disminuida la depuración de metionina y la excreción de metabolitos sulfurados. Ademetionina restituye esta vía metabólica, lo cual permite a los pacientes cirróticos eliminar normalmente la metionina y otros compuestos sulfurados, además, los cirróticos tienen reducida la actividad de la metiltransferasa fosfolipídica, que participa en la síntesis de fosfatidilcolina, principal constituyente de la membrana celular, tal reducción ocasiona defectos en la membrana caracterizados por disminución en la fluidez y funcionamiento ineficiente de las bombas iónicas. Tal reducción y sus manifestaciones se corrigen al administrar ademetionina.




Dosis y uso terapéutico

La dosis diaria recomendada de Samyr (ademetionina), para el alivio sintomático de la colestasis y enfermedad hepática crónica, independientemente de su etiología es de 500 a 1000 mg cada 24 horas por vía intramuscular, intravenosa lenta (directa o diluida en solución glucosada o salina), y de 1000 a 1500 mg por vía oral. 


Comprimidos: Los comprimidos de Samyr (ademetionina) se deben deglutir y no se deben masticar. Para mejor absorción de la ademetionina y un efecto terapéutico completo, se debe ingerir el comprimido en ayunas. Los comprimidos se deben extraer del empaque de aluminio al momento de utilizarse. Si los comprimidos presentan una coloración diferente a la blanca (debido a la presencia de agujeros en la envoltura de aluminio) se recomienda no consumir el producto. 



Dosis y usos deportivos
Nos centraremos en la forma  I.M e I.V de forma lenta que son las formas mas efectivas. Aplicar 1 ampolla cada 3  días durante 2 - 3  semanas según necesidades.
De forma I.V, aplicar de forma lenta o diluida en solución glucosada.
Oral: 500 a 1000 mg. en ayunas durante 2 - 3 semanas


Presentaciones

Las distintas presentaciones son: Samyr, en solución inyectable viene presentada en una caja de cartón con cinco 5 frascos con un contenido de 400 mg de ademetionina deshidratada en polvo y cinco 5 ampolletas con 5 ml de diluyente cada una.

Los comprimidos vienen presentados en cajas con 10, 20 y 40 comprimidos de 500 mg cada uno, en envases de burbujas.



Efectos secundarios o adversos

En gran parte de los pacientes, con dosis terapéuticas normales, la ademetionina tiene buena tolerancia. En algunos casos se puede presentar ansiedad, un poco de insomnio, náuseas, dolor de cabeza, acidez estomacal y diarrea.

En pacientes con trastorno maníaco depresivo, se pueden presentar episodios de manías. Durante algunos estudios clínicos se presentaron reacciones adversas a esta medicina como son: náuseas, dolor abdominal y diarrea siendo estos los efectos adversos más comunes. Sobre estos efectos adversos, no siempre se pudo plantear una relación de causa con la ademetionina.


Algunos pacientes pueden sentir mareos durante el uso de esta medicina, por lo que siempre se recomienda advertir al paciente que no conduzca u opere maquinaria mientras dure el tratamiento hasta tener la seguridad de que el tratamiento no interfiere en la capacidad de realizar tales trabajos.

No se aconseja el uso de esta medicina en pacientes que sufren bipolaridad. Se conocen casos de pacientes que intercambian de un estado depresivo a un estado de hipomanía (manera más suave de la manía que viene caracterizada por un tiempo de actividad excesiva seguida de otra etapa de depresión), o manía cuando se está tomando el tratamiento con ademetionina.



Interacciones con otros medicamentos

Se ha reportado síndrome serotoninérgico en pacientes que toman ademetionina y clomipramina. Por lo tanto, aunque se ha postulado una potencial interacción, se recomienda precaución cuando se administre SAMYR (ademetionina) de manera conjunta con inhibidores selectivos de la recaptura de serotonina (ISRS), antidepresivos tricíclicos (como clomipramina), así como compuestos herbales o de libre venta (OTC) que contengan triptófano.

Culturismototal: Eduardo Domínguez

                                            Artículos relacionados: