Dopamina

Dopamina           

La dopamina es un mensajero químico del sistema nervioso 
central. 

Según su estructura química, 
la dopamina es una 
feniletilamina - catecolamina 
que cumple funciones de neurotransmisor en el sistema nervioso central, activando los 
cinco tipos de receptores celulares de dopamina que hay. 

Aunque es producida en diferentes partes del cerebro se fábrica principalmente en la sustancia negra (en la zona del mesencéfalo). La dopamina es también liberada en menor cantidad por el hipotálamo, donde su función principal es inhibir la liberación de prolactina del lóbulo anterior de la hipófisis.

Este neurotransmisor como es la dopamina tiene un papel fundamental en el control de las funciones mentales y motoras.


Principales funciones de la dopamina en el cuerpo:

  • Aumento de la frecuencia y presión cardíaca
  • Regulación del sueño
  • Mejora la atención y solución de problemas
  • Mejora la creatividad
  • Mejora la actividad motora
  • Mejora el humor
  • Mejora la memoria
  • Mejora del aprendizaje


A la dopamina se la considera el centro del placer, ya que regula la motivación y el deseo y hace que repitamos conductas que nos proporcionan beneficios o placer. Se libera tanto con estímulos agradable como con desagradables, haciendo que nos aproximemos o conseguir más o que los evitemos si el resultado es desagradable.

Algunos estudios incluso relacionan la cantidad de dopamina basal presente en la amígdala con los tipos de personalidad, por ejemplo unos investigadores en Berlín encontraron que en personas tranquilas y confiadas en sí mismas las concentraciones eran bajas, mientras que en personas miedosas y con tendencia al estrés las concentraciones eran altas. 

Incluso la pasión por el riesgo de los adolescentes puede deberse a aumentos de dopamina durante estas épocas que les hace ser erróneos en sus expectativas tendiendo a sobreestimar la posibilidad de resultados positivos de sus acciones.

Otros estudios han asociado la falta de dopamina con el sobre peso. 
Curiosamente, las personas con tendencia al sobrepeso y a la obesidad cuentan con menos receptores de dopamina en su sistema nervioso y, en consecuencia, necesitan ingerir más cantidad de tarta para notar la misma satisfacción que produce el acto de comer algo dulce. Digamos que son menos sensibles a los sabores que producen adicción.

Niveles bajos de dopamina se asocian con problemas de socialización (por ejemplo ansiedad social), apatía, anhedonia. Niveles altos con hiperactivación, hipersexualidad, hipersocialización.

Los trastornos más frecuentemente asociados a la dopamina son la esquizofrenia y el parkinson.


Como mejorar tus niveles de dopamina para aumentar tu rendimiento


Evitar el estrés
El estrés disminuye los niveles de dopamina. Se recomienda también respetar las necesidades de sueño y dormir un mínimo de 7 horas diarias, aunque lo ideal serían 8. 

Haz ejercicio
Otro gran aliado de unos buenos niveles de neurotransmisores es el ejercicio físico moderado regular. 

El sobreentreno
Igual que hacer deporte moderadamente es beneficioso y aumenta los niveles de dopamina, el deporte en exceso puede tener el efecto contrario, sobre todo si la alimentación no esta acorde al desgaste físico, como por ejemplo en un culturista de competición, en cuyo caso una suplementación adecuada es indispensable

Dieta rica en antioxidantes
Una dieta rica en antioxidantes puede reducir el daño que los radicales libres hacen a las células ya que 
la dopamina se oxida rápidamente. Por lo tanto una dieta rica en frutas y verduras evitando grasas saturadas es muy recomendable. En deportistas de alto rendimiento la suplementación de vitamina C, vitamina E, un complejo multivitaminico mineral, la coenzima Q10, la acetilcisteina, pueden ser de gran utilidad. 

Alimentos ricos en tirosina
Así mismo se recomiendan alimentos ricos en tirosina como los productos lácteos ( leche, queso, yogurt y requesón ), legumbres, cacahuetes, almendras, aguacates, bananas, semillas de sésamo. En deportistas profesionales o culturistas en precompetición un suplemento de L-tirosina puede ser una buena opción, ya que a la vez la L-Tirosina ayuda a la hormona tiroides a funcionar adecuadamente.

Evita las grasas saturadas y azúcares
No tomes alimentos que contengan altas cantidades de colesterol, grasas saturadas, azúcar y aquellos que son refinados, ya que interfieren con el funcionamiento de tu cerebro y pueden causar que los niveles de dopamina caigan. 

Modera el uso de cafeina
La cafeína eleva tu estado de ánimo de forma temporal, un cafe se puede tomar, pero el exceso resulta luego en niveles más bajos de dopamina que antes.

La meditación 
La meditación aumenta la liberación de dopamina. El yoga también tiene algunos movimientos que ayudan a aumentar el flujo sanguíneo al cerebro. 
Culturismototal: Eduardo Domínguez

                                                     Artículos relacionados: