Hormesis

Hormesis                   

La hormesis es un fenómeno 
de respuesta a dosis que se caracteriza por una 
estimulación por dosis baja 
y una inhibición a dosis altas, 
lo que resulta en una curva de respuesta a nuevas dosis en 
forma de J o de U invertida. 

Un contaminante o toxina que produzcan el efecto de hormesis tiene, pues, a bajas dosis el efecto contrario al que tiene en dosis 
más elevadas.

La hormesis es una característica de incontables medicamentos: con las dosis recomendadas por los médicos tienen un efecto curativo, pero en caso de sobredosis se dan efectos dañinos para la salud. También lo contrario puede ser cierto: la mayoría de los opiáceos tienen en grandes dosis un efecto analgésico, pero dosis muy pequeñas presentan efectos negativos.

En el caso de los antibióticos está ampliamente aceptado que las dosis bajas no son recomendables precisamente porque pueden ser beneficiosas para las bacterias atacadas. Siempre se ha de acabar el tratamiento indicado por el médico incluso después de haber remitido la infección.

En el caso de vitaminas, oligoelementos y antioxidantes, las dosis pequeñas no sólo son positivas, sino esenciales para la salud, mientras que grandes dosis son también peligrosas para la salud.

El principio de funcionamiento de la hormesis no siempre está claro. A menudo se consideran dos efectos completamente contrarios que funcionan en paralelo: un efecto positivo que ya se presenta en dosis muy pequeñas, y un efecto negativo que sólo aparece con las dosis más grandes; en el caso de dosis grandes, el efecto positivo es eclipsado por el efecto negativo.

La hormesis aplicada al culturismo es muy importante el saber dominarla en todos los sentidos, como la toma de suplementos, sustancias químicas, vitaminas y minerales, estratégicas dietéticas, y por supuesto el entreno, donde la correcta cantidad de entrenamiento hará que progreses adecuadamente.

Fuente de información wikipedia, adaptado por Eduardo Domínguez, culturismototal.

Artículos relacionados: