Las transaminasas

Las transaminasas                   

Las transaminasas son unas 
enzimas que se encuentran 
sobre todo en el hígado. 

Los valores normales de estas 
varían en función de la 
transaminasa, que pueden ser: 
GOT – ALT (presente en casi 
todos los órganos y en el 
interior de las células) y la 
GPT – AST y GGT (presente 
en el hígado).

Estas enzimas son importantes en la producción de varios aminoácidos, y su medición en sangre se utiliza para diagnosticar y rastrear muchas enfermedades, y en especial para evidenciar la presencia de daño hepático. Sus valores normales se indican en los partes médicos de laboratorio y varían según la metodología analítica adoptada. Un valor elevado de las transaminasas suele ser indicativo de daño hepático.

Cuando el azúcar en sangre es bajo, el organismo debe romper las proteínas en aminoácidos, a expensas del tejido muscular. La preferencia de las transaminasas del hígado por el oxalacetato o el alfa-cetoglutarato desempeña un papel fundamental en la canalización del nitrógeno desde el metabolismo de los aminoácidos a asparagina y glutarato, para la conversión a urea que sirve como excreción del nitrógeno. 


Del mismo modo sucede en los músculos, donde el uso del piruvato en la transaminación produce alanina, que es llevada por la corriente sanguínea al hígado. Allí, otras transaminasas regeneran el piruvato, que proporciona un valioso precursor para la gluconeogénesis. Este ciclo de la alanina es análogo al ciclo de Cori, que permite el metabolismo anaerobio en los músculos.


Niveles normales de las transaminasas


  • Valores normales GOT-ALT: entre 0 y 37 U/L 
  • Valores normales GPT-AST: entre 0 y 41 U/L 
  • Valores normales GGT: entre 11 y 50 U/L 

Para mantener estos niveles normales en nuestro cuerpo, debemos evitar el consumo de alcohol y drogas, alimentos ricos en grasa, medicamentos y llevar una vida sana. 


En deportistas y culturistas estos niveles suelen ser algo mas altos pero transitoriamente, por lo tanto si te tienes que hacer una analítica, descansa del deporte que hagas al menos 3 días antes. 

El uso de sustancias dopantes eleva estos niveles considerablemente dependiendo claro está de la cantidad, duración y variedad de sustancias. Por lo tanto en el caso de estos deportistas una analítica sanguínea se hace casi indispensable cada 3 - 6 meses dependiendo del uso farmacológico, ya que estos valores elevados no muestran síntomas alguno de enfermedad, hasta que la gravedad es alta.

Síntomas que pueden indicar valores altos de transaminas:
  • Dolor en la parte superior derecha del abdomen
  • Malestar general
  • Nauseas
  • Exceso de acné
  • Vómitos
  • Sensación de pesadez y Fatiga después de comer.
  • Inapetencia o reducción del apetito.
  • Ictericia (Coloración amarillenta de la piel y los ojos)
  • Orina obscura.
  • Heces claras
  • Erupciones cutáneas.
  • Dolores musculares, dolor articular, fiebre.
  • Síntomas específicos de un infarto agudo al miocardio. Dolor agudo en el pecho, dificultad respiratoria, sudoración excesiva, entre otros.


Alimentos tóxicos

Estos alimentos deberían de ser evitados en la dieta de cualquier persona que quiera llevar una vida sana y saludable:
  • Suspender la ingesta de todo tipo de alimentos industrializados como: alimentos pre-cocinados, congelados, preparados, sobres, latas, etc. 
  • Suspender la toma de medicamentos agresivos y por supuesto ayudas químicas. 
  • Alimentos refinados: harina blanca de trigo refinado (pan, galletas, pastas, y todo tipo de bollería.) 
  • Alimentos cocinados de las siguientes formas: frituras, microondas (que degenera a nivel molecular los alimentos), asados con carbón, altas temperaturas, comida quemada. 
  • Azúcares: edulcorantes como aspartamo y sacarina, azúcar blanca refinada. 
  • Alcohol y cafeína, chocolate con leche y azúcar, golosinas. 
  • Leches de origen animal, margarina y mantequilla, nata, quesos grasos, exceptuando el yogur natural. 
  • Aderezos industriales, salsas, sal de mesa común, vinagres. 
  • Embutidos altos en grasa, exceptuando el pescado.

Alimentos sanos y depurativos
  • Alimentos frescos, de temporada y de la región: vegetales, verduras y frutas. 
  • Harinas integrales y arroces. 
  • Legumbres (azukis, garbanzos, lentejas, judías). 
  • Semillas: lino, sésamo, calabaza, chía, amapola, girasol. 
  • Frutos secos, naturales y sin sal. 
  • Sal del Himalaya, de hierbas o marina. 
  • Aceite de oliva virgen extra, cártamo, nuez, cáñamo, aceite de germen de trigo, vinagre de manzana o limón 
  • Algas (todas) puesto que son altamente depurativas 
  • Algarroba si se desea ingerir algún alimento que sepa a chocolate. 
  • Pescados azules y blancos. 
  • Huevos ecológicos o criados a campo. 
  • Miel natural de abejas, azúcar moreno de caña integral, estevia. 
  • Beber y cocinar con agua depurada, filtrada o mineral. 
  • Yogures naturales sin sabor ni fruta ni cereales, de soja o cabra preferiblemente (aunque también pueden ser de leche de vaca, puesto que la leche de vaca fermentada es mucho más digestible de esta forma) 
  • Pasta integral, de harina de arroz o espelta. 
  • Leche de coco (como sustitutivo de la nata), queso de cabra u oveja

Consejos nutricionales 
  • Se ha de ingerir al menos una vez al día una ensalada cruda enriquecida con semillas, preferiblemente en la comida del mediodía. 
  • Consumir frutas fuera de las comidas, sobre todo en el desayuno y a media mañana, pero evita aquellas con gran contenido de ácidos orgánicos, como el melón, la sandía y las fresas.
  • Cocinar al vapor, al horno a menos de 110ºC, al wok o a la plancha, o escalfados. 
  • Consumir al menos una ración de pescado al día, sobre todo en la comida del mediodía o cena. 
  • Beber abundante cantidad de agua depurada (filtrada) o mineral natural. 
  • Cenar platos templados y cocinados (no crudos) como cereales o cremas de verduras y legumbres. 
  • Realizar cinco o seis comidas al día. Comer de forma tranquila y masticar correctamente. Realizar toma de pequeñas/moderadas cantidades de alimento cada vez, sin exagerar. 
  • A fin de no entorpecer el proceso digestivo, se recomienda no ingerir bebidas frías o con hielo antes o durante las comidas. 
  • Ingerir una infusión depurativa después de cada comida, por ejemplo de cardo mariano, diente de león o boldo. 
  • Incluir gran cantidad de crucíferas en la dieta puesto que su contenido en azufre es elevado y por tanto favorecen la capacidad depurativa del hígado. 
  • Evitar en la medida de lo posible ingerir medicamentos. 
  • Evitar la exposición a agentes tóxicos como aire contaminado, metales pesados, productos químicos, tabaco y polucionantes de todo tipo. 
  • Procurar descansar al menos 8 horas diarias y realizar ejercicio físico moderado y adaptado al menos durante 30 minutos diarios.

Suplementos que ayudan a bajar las transaminasas

Estos consejos y suplementos pueden ayudar a bajar los valores de transaminasas, pero si son valores bastante altos, el tratamiento debe de ser valorado por un médico.
  • Complejos vitamínicos y minerales completos 
  • Antioxidantes 
  • Cardo mariano, alcachofa, diente de león, Liv52. 
  • N-Acetilcisteina 
  • La Silimarina 
  • Aminoácidos azufrados y completos 
  • Glutatión inyectable dependiendo de los casos. 
  • Metionina, cisteína, taurina, glicina, arginina, glutamina 
  • Vitaminas C y vitaminas B (B1, B2, B3, B5, B6, B9 y B12 y colina) 
  • Selenio, zinc y vitamina E 
  • SAMe (S-adenosil-metionina)
Culturismototal: Eduardo Domínguez