Efedrina y culturismo

La Efedrina                      

La efedrina es un beta agonista adrenérgico agonista selectivo 
beta-2 , como el clenbuterol o 
el salbutamol. 

Su uso terapéutico es como broncodilatador adrenérgico, vasopresor, que alivia el broncoespasmo, aumenta la 
capacidad respiratoria, 
disminuye el volumen residual 
y reduce la resistencia de las 
vías aéreas.

En el deporte, el clorhidrato de 
Efedrina es una droga estimulante, perteneciente a un grupo de medicinas conocidas como simpaticomiméticos. Aumenta la liberación de la norepinefrina, que es un fuerte alfa agonista endógeno. La acción este compuesto es notablemente similar a la de la hormona adrenalina primaria del cuerpo, la cual también exhibe una acción tanto hacia los receptores alfa como a los beta.

La efedrina cuando es administrada, aumenta notablemente la actividad del sistema nervioso central, aunque también tiene un efecto estimulante en otras células. Esto producirá un cierto número de efectos beneficiosos para el atleta. Además la temperatura del cuerpo del usuario debe elevarse levemente mientras se producen más ácidos grasos libres originados por la descomposición de los triglicéridos en el tejido adiposo (estimulando el metabolismo). Por lo tanto ayuda en la quema y pérdida de grasa.

La eficacia anabólica de los esteroides también puede aumentar levemente con el uso de esta sustancia, ya que un estado metabólico aumentado facilita claramente la creación de masa muscular.

La efedrina tiene un efecto estimulante como hemos dicho antes, por lo que en atletas de fuerza, será de gran ayuda para la estimulación de las contracciones musculares. Es muy usado por los powerlifters antes de una competición pues el leve aumento de la fuerza y energía resultante puede mejorar claramente los totales del peso en la mayoría de los ejercicios.

También proporciona una notable agudeza mental, pues el usuario es más energético y más capaz de concentrarse en las tareas próximas a realizarse.


Uso

La dosis media está en torno a 25 - 100 mg. diarios, en dos dosis, si se utiliza para quemar grasa, o bien los 50 mg. antes del entreno. No tomar más de 50 mg. de una vez, si la dosis es de 100 mg. día, tomar un comprimido por la mañana y otro a medio día, no retrasar la toma mucho mas tarde de la 17:00 h. ya que puede interferir con el sueño. Ciclar su toma es de gran beneficio para que el medicamento siga siendo efectivo, por ejemplo, 4 días de toma por otros iguales de descanso. O bien tomar por 2 o 3 semanas y luego mismo tiempo de descanso.


Eca ( efedrina, cafeína y aspirina )

La combinación ampliamente aclamada de efedrina (25-50 mg), cafeína (200 mg) y aspirina (300mg) ha mostrado ser extremadamente potente para la perdida de grasa llamada ECA. En esta combinación, tanto la efedrina como la cafeína, actúan como notables estimulantes termogénicos. La aspirina agregada también ayuda inhibir la lipogénesis bloqueando la incorporación de acetato en los ácidos grasos. El atleta estará seguro de que esta combinación está funcionando porque notara un aumento en la temperatura corporal, normalmente un grado o un poco más (no un aumento incómodo). Esta combinación se toma de dos a tres veces al día, durante varias semanas consecutivas. Se discontinua una vez que la temperatura corporal del usuario vuelve a sus valores normales, un claro signo de que las drogas ya no están trabajando como se desea. En este punto, se debe tomar un descanso de varias semanas, para que esta combinación pueda funcionar de nuevo a un nivel óptimo.

Culturismototal: Eduardo Domínguez


Efectos secundarios y contraindicaciones

  • El uso de de efedrina, sobre todo para bajar de peso o como droga recreativa puede producir efectos secundarios similares a los de las anfetaminas, como aumento de la presión arterial, afecciones cardiacas, taquicardia, nerviosismo, irritabilidad, dolor de cabeza, trastornos urinarios, vómitos, alteraciones musculares, insomnio, sequedad de boca, palpitaciones e incluso la muerte por insuficiencia cardiaca. En un estudio se demostró que una sola dosis de efedra produce un aumento leve de la frecuencia cardiaca, pero no siempre afecta a la presión arterial en los adultos sanos.
  • Cuando se toma en dosis más altas, la efedrina puede causar aumentos drásticos de la presión arterial y arritmias cardiacas.
  • Se considera que la efedrina puede producir dependencia, aunque no está claro si lo mismo ocurre con la planta completa. Una sobredosis prolongada (durante varios meses) de efedrina puede causar cálculos renales de efedrina, aunque esto es raro.
  • Las personas con hipertensión arterial, afecciones cardiacas, enfermedad renal, diabetes, glaucoma, hipertiroidismo, ansiedad o desasosiego, problemas de circulación cerebral, trastornos neurológicos, hiperplasia prostática benigna con acumulación de orina residual, feocromocitoma (tumor suprarrenal primario) y las personas que toman antidepresivos inhibidores de la MAO, digitálicos, efedrina o guanetidina deben consultar a un médico antes de tomar cualquier producto que contenga efedra.
  • La pseudoefedrina puede causar somnolencia y debe usarse con precaución antes de conducir o utilizar maquinaria.
  • Los productos que contienen efedra deben evitarse durante el embarazo y la lactancia, y no deben usarse en niños ni en menores de 18 años sin supervisión médica.

Artículos relacionados: