Ácido aspártico

Ácido Aspártico

                                                                         
El ácido D-aspártico es el enantiómero 
del aminoácido dietario L-aspártico. Esencialmente, esto significa que es la 
imagen reflejada del ácido L-aspártico,
se produce de forma natural en los 
cuerpos de los animales y se fabrica 
por la acción de la enzima racemasa 
D-aspártica en el ácido dietario 
L-aspártico.

El ácido D-aspártico se conoce por 

concentrarse más específicamente en 
los tejidos neuroendocrinos, tales como la glándula pituitaria, glándula pineal y los testículos.

Investigaciones recientes han demostrado que el ácido D-aspártico sirve como un neurotransmisor especializado en las partes del sistema nervioso que intervienen en la producción de hormonas.

Se ha demostrado que estimula la liberación de LH y HGH de la glándula pituitaria. Por otra parte, también ha demostrado tener un estimulante efecto directo en los testículos a la producción de testosterona.
Los investigadores que vienen estudiando el ácido D-aspártico por cerca de 10 años y también hace ya un tiempo tienen la teoría de que tenía el potencial de elevar los niveles de testosterona en los seres humanos; también en los últimos años se ha experimentado con el producto en los atletas, y en ese tiempo, se presentó una solicitud de patente para su uso en seres humanos como un elevador de testosterona.

Nada ha sido puesto a conocimiento público que demuestre que la administración oral de ácido D-aspártico puede aumentar la producción de testosterona en los seres humanos, es decir hasta el 27 de octubre del 2009; en ese momento, se publicó un estudio (Biología Reproductiva y Endocrinología 2009, 7:120) en Italia, lo que demuestra claramente que la administración oral de ácido D-aspártico incrementa la testosterona en los seres humanos, dando crédito a reclamar la solicitud de la patente.

El estudio italiano mostró que las dosis de aproximadamente 3 gramos al día resultaba en un aumento de la testosterona que alcanzó su punto máximo el día "12" (el último día del estudio), a un nivel del 42% mayor a la del día "0". Los niveles de LH también se incrementaron significativamente.

El estudio utilizó 23 hombres, y todos menos 3 de ellos demostraron un aumento significativo en la testosterona.
Además, los niveles de testosterona eran todavía significativamente altos 3 días después de descontinuar el uso del ácido D-aspártico.
Los datos del estudio indican claramente que con el tiempo el aminoácido se acumula en los tejidos, y disminuyen lentamente luego que su administración haya cesado.
Como hemos citado, algunos años antes que sea publicado este estudio, se había estado experimentando en los atletas, sin embargo, hubo algunas diferencias entre la manera en que se usaba el producto y la forma en que se utilizó en el estudio italiano.

Por ejemplo, en un estudio en el ganado ovino, se utilizó una dosis de ácido D-aspártico de 44,4 mg / kg de peso corporal, y en un roedor, las dosis de estudio utilizada fue de 133 mg / kg de peso corporal.
Lamentablemente estas dosis fueron por inyección (Hasta el momento no hay publicaciones de estudios en animales donde la administración del acido D-aspártico haya sido por via oral).


Entonces se tuvo que hacer una conjetura sobre que biodisponibilidad oral pueda ser relativa a la inyección. 

Por otra parte, anteriormente se debería de haber hecho una comparación entre la dosificación en animales de distintos tipos y en humanos
Además anteriormente el ácido D-aspártico simplemente no estaba disponible a un precio accesible, así que para algunas pruebas se usaba ácido DL-aspártico; El DL-también se conoce como racémico, que básicamente se compone de un 50% de D-isómero y el 50% de L-isómero; esta forma era mucho más barata por lo general, y para llegar a la dosis deseada, simplemente se usaba el doble de gramos de lo que se hubiese tenidos con ácido D-aspártico puro.

Posteriormente y antes del estudio italiano que ratifica sus ventajas, se consiguó algunos atletas para que usen la combinación con una base más consistente; con la excepción de algunos culturistas, la mayoría de los atletas que tomaban el producto estaban limpios (libre de sustancias) y la reacción subjetiva fue muy positiva. 

Los niveles de testosterona en la sangre se sometieron a elevaciones significativas y el tiempo de recuperación se redujo para muchos usuarios.
Hoy en día, el ácido D-aspártico está disponible a un precio relativamente accesible; y con la publicación de ese estudio italiano, el gato está fuera de la bolsa, por así decirlo; pero siempre tener en cuenta en tener la orientación profesional para no comprar gato por liebre es decir ácido l aspártico en vez de la forma de ácido D-aspártico.

Dosis y uso

La dosis media es de 3 a 4 gramos en una toma, preferentemente separado de la comida, ( en especial aminoácidos ), bien al acostarte o al levantarte. Se puede hacer una carga inicial con otra toma, durante una semana.

Este suplemento se debe ciclar, doble de tiempo de uso por tiempo de descanso, por ejemplo 1 mes de toma por 15 días de descanso, o 2 meses de toma por 1 de descanso.
Combinado con el aminoácido sarcosina, demuestra resultados realmente superiores y demostrados en varios estudios con productos innovadores.
Culturismototal: Eduardo Domínguez

                                                Artículos relacionados: