Tipos morfológicos


Los tipos morfológicos, alimentación y entreno






-   El  mesomorfo: es el culturista natural, suelen tener huesos densos con
musculatura  bien desarrollada, hombros anchos y caderas estrechas favoreciendo la forma en uve natural.
Suelen tener niveles elevados de testosterona lo que les hace recuperar muy bien y bajos porcentajes de grasa.
Aumentan de tamaño con mucha facilidad y definen igual aunque hay muchos que nunca llegan a alcanzar su máximo potencial puesto que sus ventajas iniciales les hacen esforzarse menos.
En culturismo prácticamente todo les vale y llevando una dieta apropiada y entreno  pueden llegar a donde los otros biotipos no.


-   El  ectomorfo:  es la clásica persona delgada, su composición corporal es baja en grasa y musculo, sus huesos pequeños con hombros y caderas en línea y un metabolismo bastante rápido.
Tienen dificultad para el desarrollo y a veces se descorazonan fácilmente por la falta de progresos  aunque cuando estos llegan se les suele notar bastante por la calidad muscular.
Un ectomorfo tiene un camino más duro dentro del culturismo, conseguir musculo le costara trabajo  y tendrá que luchar siempre contra la falta de apetito.
Deberá intentar comer siempre un poco más.
El entrenamiento consistirá en trabajo muy intenso con pocas series, mucho peso, bajas repeticiones  y tiempos de descaso mas largos, trabajando cada grupo muscular una vez por semana y a la vez  minimizar el trabajo aeróbico.
El ectomorfo es uno de los que más se beneficiaran de la utilización de suplementos.
Realmente hay muchos deportistas en este biotipo y pueden llegar a convertirse en verdaderos atletas, eso si, con mucho trabajo y dedicación como el mítico Frank Zane.



-   El  endomorfo:  es la clásica persona gordita , tienen un cuerpo redondo 
y blando.
Su estructura  ósea es mediana, con brazos y piernas cortos. Las caderas son más anchas que las de los otros biotipos.
Su musculatura es deslucida y aunque a veces sus músculos estén bien desarrollados están cubiertos por una gran capa de grasa.
Su sistema de entreno y alimentación debe ser el más cuidado. Ha de trabajar hutilizando descansos breves, repeticiones más altas y alto volumen de entrenamiento unido a un gran trabajo cardiovascular preferiblemente a diario.
La  alimentación  debe de ser muy cuidada,  alta  en  proteínas ,   baja - moderada   en carbohidratos  y  baja en grasas grasas.
Los carbohidratos deben consumirlos por la mañana a primera hora, algunos antes del entreno y la mayor parte después de entrenar, a la vez que los  minimizaremos  a  últimas horas del día y en la cena.