Sensibilidad a la insulina


Sensibilidad a la insulina   


Por: Eduardo Domínguez.

La sensibilidad a la insulina 

resulta de que con el paso del 
tiempo las células pueden ir perdiendo la capacidad de 
responder a las señales de la 
insulina, es decir que éstas se 
pueden ir tornando insulino resistentes o intolerantes a la 
glucosa y los niveles de glucosa 
en la sangre tienden a 
elevarse. 

Esto es debido principalmente a una mala alimentación y vida sedentaria, así como en menor medida a factores genéticos y hereditarios.


La insulina es la hormona más anabólica que existe, encargada de mejorar la síntesis de proteínas al transportar los aminoácidos al interior de las células musculares, pero también es la encargada de la acumulación de la grasa, por lo tanto controlar esta hormona y su sensibilidad es crucial para nuestra vida y principalmente en nuestro deporte, como es el culturismo.

La insulina se libera cuando los niveles de glucosa sanguínea se elevan después de una ingesta de hidratos de carbono. Esta hormona transporta la glucosa al interior de las células para producir energía o almacenarla como glucógeno o grasa dependiendo de la cantidad e índice glucémico consumido.

Los azúcares simples, con un índice glucémico alto, son absorbidos rápidamente por el torrente sanguíneo, causando una gran y rápida liberación de insulina, que en la mayoría de ocasiones, parte de esta glucosa no es utilizada de forma inmediata y debe ser almacenada por las células del hígado, células del músculo y células grasas ya que no pueden quedarse en el torrente sanguíneo porque producen toxicidad.


El problema está en que cuando las células musculares y hepáticas están continuamente llenas de glucógeno, comienzan a hacerse resistentes a la insulina. Estas células no responderán a dicha hormona y no dejará que la glucosa se almacene en sus células. Esa situación, provoca que el páncreas deba generar más insulina para que la glucosa sea eliminada del torrente sanguíneo y sea automáticamente almacenada en las células adiposas, en forma de grasa saturada.





Circunstancias que provocan sensibilidad a la insulina

  • Vida sedentaria y la falta de ejercicio.
  • Exceso de hidratos de carbono en la dieta, principalmente de alto índice glucémico.
  • Exceso de grasa saturada en la dieta.


Como mejorar la sensibilidad a la insulina

  • Practicando deporte, principalmente el culturismo, que vacía por completo la célula muscular haciéndola luego mas receptiva.
  • Llevando una correcta y equilibrada nutrición, consumiendo hidratos de carbono de bajo y medio índice glucémico, y solo consumiendo los de alto IG al acabar el entreno.
  • Tomando suplementos como el R-ALA o el picolinato de cromo.
  • La canela ( especie ).
  • Añadir magnesio que limpia y regenera los receptores de la insulina.
  • Añadir potasio que introduce el azúcar al interior de de la célula.


Beneficios de tener una buena sensibilidad a la insulina
  • El cuerpo utilizará y asimilará mejor los nutrientes consumidos.
  • Tener alto los niveles de energía.
  • Los niveles de glucosa en sangre serán estables, y se mantendrán por más tiempo.
  • Mejora de la síntesis de proteína.
  • Menores niveles de grasa y colesterol.

Conclusión


Mantener una correcta alimentación es crucial para nuestra vida, pero si eres deportista aún mas, y mantener una buena sensibilidad a la insulina es factor importante para nuestros propósitos, primero para mantener un buen tono muscular y anabolismo, así como un bajo porcentaje de grasa.
Culturismototal: Eduardo Domínguez


Artículos relacionados: