El colesterol

El Colesterol                       

El colesterol es una sustancia 
grasa natural, presente en 
todas las células del cuerpo 
humano y necesaria para el 
normal funcionamiento del organismo. 

La mayor parte del colesterol 
se produce en el hígado, aunque también se obtiene a través de 
la alimentación.

Siempre se habla del colesterol de forma negativa, pero en realidad el colesterol juega un papel muy importante en el funcionamiento de nuestro organismo, ya que se encuentra en cada célula de nuestro cuerpo y sin él nuestro organismo no funcionaría correctamente.

La sangre conduce el colesterol desde el intestino y el hígado hasta los órganos que lo necesitan y lo hace uniéndose a partículas llamadas lipoproteínas. De estas lipoproteínas existen dos tipos: LDL y HDL.

El LDL es el colesterol de baja densidad, colesterol malo: se encargan de transportar nuevo colesterol desde el hígado a todas la células de nuestro organismo

El HDL es el colesterol de alta densidad, colesterol bueno: recogen el colesterol no utilizado y lo devuelve al hígado para su almacenamiento o excreción al exterior a través de la bilis.


Los niveles elevados de colesterol en la sangre, producen hipercolesterolemia, esto pasa por que las células son incapaces de absorber todo el colesterol circulante y todo este colesterol sobrante, termina por acumularse en las arterias, dando como resultado el estrechamiento de esta y aumentando la posibilidad de un infarto de miocardio. 

Por el contrario si mantienes un nivel bajo de colesterol en sangre, se puede lograr que ese colesterol vuelva otra vez de la pared arterial a la sangre para que vuelva a ser eliminado. Es lo que se aconseja en casos de haber sufrido un infarto de miocardio o accidente cerebral.

Lo peor del colesterol es que no presenta síntomas físicos alguno, solo se puede saber a través de un análisis de sangre.



Las funciones del colesterol

Las funciones del colesterol son diversas y a la vez muy importantes, por lo tanto no debemos evitar su consumo, si no moderar su uso y saber que alimentos debemos consumir. Estas son las principales funciones del colesterol en nuestro organismo:

Fabricación hormonal: Una de las funciones principales del colesterol es la de ayudar en la síntesis de las hormonas, siendo muy importante el consumo de grasas saludables para este fin. Con niveles muy bajos de colesterol, nuestros niveles hormonales descienden considerablemente, principalmente la testosterona.


Digestión: El colesterol juega un papel importante en la digestión de nuestro cuerpo, ya que se utiliza para ayudar al hígado a crear bilis que a su vez nos ayuda en la digestión de los alimentos que comemos. 

Regeneración celular: 
El colesterol es un componente estructural de las células, que junto con los lípidos polares forman la estructura ( menbrana )de cada célula de nuestro cuerpo. 
Cuando la cantidad de colesterol aumenta o disminuye, las células se ven afectadas. Este cambio puede afectar a nuestra capacidad de metabolizar y producir energía. Es decir, si esta menbrana celular no tiene suficiente colesterol no puede absorber bien los nutrientes.
Por lo tanto el colesterol es esencial en la formación de nuevas células y en la reparación de las células desgastadas o células lesionadas, ya que es un componente importante de la membrana celular. 

Antioxidantes: El colesterol HDL es un poderoso antioxidante. Elimina los radicales libres y previene el daño oxidativo en el sistema. 

Fabricación de vitamina D: El colesterol también interviene en la conversión de vitamina D a través del sol. La vitamina D, es esencial para el metabolismo del calcio, regulación del azúcar en la sangre, mejorando la inmunidad y la prevención del cáncer. La vitamina D ayuda al cuerpo a absorber el calcio y el calcio y el fósforo son dos minerales que usted tiene que tener para la formación normal de los huesos. La mayoría de los alimentos que son densos en colesterol también son buenas fuentes de vitamina D.

La función cerebral: El colesterol tiene un papel crítico a desempeñar en el sistema nervioso. El tratamiento de las neuronas con una solución de colesterol de 10 mcg/ml aumenta la formación de sinapsis por 12 y por tanto mejora el aprendizaje y la memoria.

Composición corporal: Las grasas esenciales mejoran la composición corporal, es decir, menos grasa y mas músculo. La ingesta óptima de este nutriente, incrementa la lipólisis que es la oxidación de las grasas como fuente de energía y mejora el funcionamiento de la glándula tiroides.

Además de todo esto, la ingesta moderada de grasas esenciales y disminución de los carbohidratos, tendrá como consecuencia el mejorar tu sensibilidad a la insulina, controlar el apetito, reducir la inflamación y a la vez tiene propiedades antibacterianas.


Factores de riesgo

La diabetes. 

Tanto la tipo I como la tipo II, puede aumentar las cifras de colesterol.

La obesidad. 

Esta aumenta los valores de LDL ( colesterol malo ) y baja los niveles de HDL ( colesterol bueno ). Bajar de peso produce un aumento de los niveles de HDL, una reducción de los niveles de triglicéridos, mejor tolerancia a la glucosa, disminución de los niveles de insulina y ácido úrico, y descenso de la tensión arterial.

El Sedentarismo. 

El ejercicio físico es una de las recomendaciones generales para bajar los niveles de colesterol. Entre las consecuencias positivas del ejercicio físico sobre el organismo destaca la mejora de la capacidad pulmonar, del sistema cardiovascular así como la mejora de los niveles de colesterol y de tensión arterial.

La ingestión de anabolizantes esteroides.
 


El consumo de anabolizantes aumenta el colesterol LDL ( colesterol malo ), y baja el HDL, por lo tanto mientras estés en un ciclo anabolizante debes cuidar mas que nunca la alimentación, así como mantener tu trabajo cardiovascular.


Consumo de grasa en la dieta 

El consumo de grasa diario no debe superar el 30 - 35% y debe quedar repartido de la siguiente manera:
  • La grasa saturada es conveniente reducirla a menos de un 10 % de la dieta.
  • La grasa poliinsaturada no debe superar un  5 - 7% .
  • La grasa monoinsaturada es la ideal para consumir en torno a un 15-20% de la dieta.
Fuentes de grasas saludables

Nueces, almendras, pistachos, piñones, anacardos, cacahuetes, semillas de girasol, lino, sésamo, chía, el coco, aguacate, manteca de cacahuete, manteca de almendras, aceite de oliva virgen y el aceite de coco. Estas fuentes son las mejores y las recomendables, incluso el chocolate negro de mas del 80%.

Consejos para controlar el colesterol

Controlar el colesterol requiere una alimentación sana, reducir o eliminar la ingesta de alcohol, dejar de fumar, evitar el exceso de peso y por supuesto realizar ejercicio físico.

Tenemos que basar nuestra alimentación en la dieta mediterránea, es decir alimentos naturales como las frutas y verduras, hortalizas, cereales integrales, legumbres, pescado azul, frutos secos y aceite de oliva virgen.


Tenemos que evitar aquellos alimentos que en su propia composición incluyen abundante grasa perjudicial para el corazón. 

Consejos: sustituir los lácteos enteros por los desnatados, la mantequilla por el aceite de oliva y las carnes grasas por carnes magras, eliminar los embutidos, fritos comerciales y la bollería industrial.

Cocinar al horno, a la plancha, a la parrilla, al microondas, asado o cocción al vapor, pero nunca freír los alimentos.
Culturismototal: Eduardo Domínguez


Artículos relacionados:




No hay comentarios:

Publicar un comentario

CONSULTAS